Otra teoría del tiempo: medida del tiempo por la mente

La medida del tiempo por la mente: otra teoría del tiempo

Todos sabíamos que esto llegaría algún día, pero no creíamos que iba a ser tan pronto.

Hemos vivido cada minuto, unos más largos y otros muy cortos. Minutos de ilusión, minutos decepcionantes, de aprendizaje, de muchos fallos, y de algunos, pocos, aciertos.

Al fin, y al cabo, minutos insignificantes, pequeños e indolentes minutos primitivos… pobres y despreciados minutos. ¿Pero qué sucede si encadenamos estos mínimos minutos?.

Por ejemplo si unimos 10.512.000. Pues si… pues eso, cumplimos 20 años, ¿y qué?.

¡Felicidades Arteyvino.com!  20 años no es nada…

Teoría de los segmentos.

La medida del tiempo por nuestra mente.

Puede parecer a lector atento que la primera frase de este artículo no tiene mucho sentido si se tiene en cuenta lo escrito a continuación: 20 años, son 20 años y llegan cuando se cumplen 20 años… y punto.

Si, esto es cierto: ¿pero realmente hemos tenido la sensación de que cada uno de estos últimos 20 años han durado lo mismo?. Yo diría que no. Muchos de los que lean esto no estarán de acuerdo conmigo, pero seguro, que otros muchos si coinciden con lo que digo.

Generalizando, para los más jóvenes los años duran más, para los de más edad, menos: en definitiva, el tiempo parece que transcurre más lentamente para unos que para otros.

Daros cuenta que digo «generalizando» y esta es una clave muy importante, porque evidencia que hay excepciones, y si analizamos la excepción encontraremos la pauta y podremos controlar… nuestro tiempo: otra teoría del tiempo.

Parte I: Funciones Mecánicas. Otra teoría del tiempo.

Trayecto  Primero. Medida, tiempo, mente y el reloj.

Terraza bar otra teoría del tiempo
Palma de Mallorca: 15 marzo, jueves 9:30 horas.

Tres amigos toman café en un bar.

Uno de ellos muestra un reloj con cronometro.

– ¿Qué os parece?… Son extraordinariamente precisos, elegantes y a un precio de risa. Fijaros, hasta el jefe me ha dado algunos para que los regale.- dice Juan –

– No pongáis esa cara, también he traído unos para vosotros.

Los amigos examinan los relojes que les acaban de regalar y alaban sus cualidades.

– Os propongo un juego – continua Juan – Utilizando el cronometro del reloj vamos a comprobar quien mide mentalmente mejor el tiempo y el que más se aleje de la realidad, paga los cafés.

Los tres amigos ponen un dedo en el botón del cronometro, cierran los ojos y a la voz de ¡ya!, pulsan el botón del cronometro arrancando la cuenta.

Cada uno de los tres amigos, cuando considera que ha transcurrido un minuto vuelven a pulsar el botón del cronometro, deteniéndolo.

Comparan los resultados. Ninguno de los tres a conseguido detener el cronometro al minuto exacto:  Marga, ha detenido el cronometro 18 segundos antes del minuto. Juan, lo paro 10 segundos antes de tiempo. Y por último, Pedro se pasó 8 segundos.

Ganó Pedro, pero parece que cada uno mide el tiempo de una manera diferente, lo que nos hace pensar que otra teoría del tiempo es posible.

Días después, los tres amigos, volvieron a jugarse los cafés con el mismo sistema. Ninguno detuvo el cronometro cuando debía. Esta vez, Marga volvió a quedarse corta en 14 segundos, Juan se pasó en 5 y Pedro lo detuvo 10 después del tiempo.

Esta vez gano Juan, pero parece, comparándolo con la vez anterior, que además de medir cada uno el tiempo de una manera diferente, también la medida de cada uno cambiaba.

Marga, que era el estadístico del grupo, cada día que jugaban anotaba los resultados.

Siempre que se reunían para tomar café jugaban al “cronometro”, que ya se había convertido en una tradición. Los resultados siempre cambiaban: después de de 11 partidas, nadie acertó a parar el cronometro en el momento exacto. Todos, a veces se quedaron cortos y otras se pasaron, con diversas diferencias de tiempo.

Tampoco ninguno los tres repitió la misma marca, ni siquiera, como se podía esperar por la práctica, los últimos días del juego se acercaron más a parar el cronometro en el momento exacto: no se pudo sacar ningún patrón, debido al caos que significaban los resultados obtenidos.

Parecía que solo había una respuesta posible: el azar.

Respuesta que rechace rápidamente por tres razones:

1º Porque no quería aceptarla.

2º Porque si la aceptaba se acababa este cuento.

3º Porque nuestro cerebro* y el azar no se llevan nada bien.

*Ojo. Me refiero a la maquina que es nuestro cerebro. De ninguna manera a la forma de pensar, que eso depende de las premisas que hayamos inculcado en él, y de las que vengan de serie.

Por lo que decidí anotar las conclusiones que había sacado del juego:

– Cada uno mide el tiempo de una manera diferente.

– La medida que cada uno hace del tiempo, cambia.

Todo esto parece que nos aleja de poder conseguir unificar un criterio que nos lleve a saber cómo mide nuestro cerebro el tiempo…

Podría ser, que a veces, el tiempo no tiene importancia para él, aunque siga pasando inexorablemente: ¿será esta otra de las múltiples trampas que nos tiene preparadas para engañarnos?

Quizás. Pero tened cuidado con este narrador que conoce el fin de la  historia y puede utilizar su astucia para llevaros a sitios desconocidos de vuestra imaginación. En definitiva dudad, dudad de lo evidente hasta que se demuestre lo contrario.

Trayecto  Segundo. Un caso típico. Otra teoría del tiempo.

Madrid: 16 marzo, viernes 10:00 horas.

Hoy es un día muy importante para Clara. Por fin tiene la posibilidad de trabajar en lo que le gusta y para lo que se ha preparado durante tanto tiempo… y todo depende, solamente, de una última entrevista: ya es mayor tiene 26 años y siente que el tiempo se le escapa.

Nada puede fallar.

Para estar a la hora exacta, decide llegar al lugar de la cita 15 minutos antes.

Consulta repetidamente su reloj de pulsera, después el del móvil, de nuevo el de pulsera… El tiempo no pasa. La espera se hace interminable: ¿Por qué? Si solo son 15 minutos.

La respuesta es muy sencilla. Cada vez que Clara mira el reloj, hace una anotación, una grabación, un nuevoregistro importante en su memoria: a cada uno de estos nuevos registros los llamaremos  «Segmento de tiempo».

Clara, debido a le ansiedad o inquietud (ella desea en esos minutos, sobre todas las cosas, empezar con la entrevista ya)  en 15 minutos puede  crear  5, 10 o más segmentos de tiempo. Muchos, demasiados segmentos de tiempo.

¿Demasiados…? Si, pensemos que en un día normal, de los que hacemos lo mismo de siempre, un persona adulta hace muy pocos segmentos de tiempo, 1, quizás 2,  incluso habrá muchos días que no haga ninguno.

Si nuestra mente está acostumbrada a hacer pocos segmentos de tiempo, cuando hace muchos entenderá que ha pasado mucho tiempo.

Sin duda este día, consiga el trabajo o no, será inolvidable para Clara porque al hacer tantos segmentos de tiempo consecutivos en un periodo tan corto, habrá creado un Hito temporal que será un punto de referencia en su mente para poder ubicar acontecimientos dentro de la misma.

Más adelante veremos la gran importancia de los hitos temporales. Ahora baste decir , que si Clara no hubiera mirado el reloj, el tiempo hubiera pasado más rápidamente, vamos como siempre.

Podemos intuir, por este caso,  que la medida del tiempo por nuestra mente parece que tiene mucho que ver con la forma de relacionarnos con nuestro entorno físico, o mejor: mecánico.

Trayecto  Tercero. El día más largo. Otra teoría del tiempo.

Valencia: 26 marzo,lunes 8:00 horas.

Hoy hace 10 años que Antón trabaja como funcionario en el ayuntamiento  de Valencia. Para el su trabajo no tiene secretos.  Prácticamente en una rutina en la que solo cambian algunas variables, pero la mecánica es siempre la misma. Todo lo que tenía que aprender ya lo aprendió  y las situaciones que se le plantean habitualmente ya las ha vivido o vivió alguna muy parecida. Para él, la sensación de la cantidad de tiempo que pasa diariamente en su trabajo es siempre la misma. Parece  que está instalado en una cierta monotonía…

El primer día de trabajo de Antón, hace 10 años.

Iba a trabajar en algo que le encantaba: en el departamento de Medio-ambiente.

A las 8:00 de la mañana estaba en el sitio que le habían indicado. Allí esperaba al que sería uno de sus compañeros de trabajo y que se encargaría de mostrarle el funcionamiento del departamento

En aquel primer día conocería muchas cosas nuevas,  ya que vería el funcionamiento general del departamento: las diferentes secciones y sub-secciones,  los encargados de las mismas y  sus auxiliares, la atención al público, el trabajo de calle, el jefe, etc.

En definitiva , un montón de gente y cosas totalmente nuevas para él. Digamos que la mañana estaba siendo bastante densa.

Seguramente fue uno de los días más largos de su vida. ¿Por qué? Su jornada laboral sería
más o menos como la de ahora, 7 horas. Su mente realizo muchos segmentos de tiempo para poder guardar toda la información que durante aquel primer día de trabajo recibió.
El segundo día le pareció más corto, pues había muchas cosas que ya las conocía. El tercer día lo sintió más corto que el anterior y así … hasta hoy, 10 años después, que prácticamente solo se entera del tiempo cuando entra en la oficina, a la hora del café y a la salida de vuelta a casa.

El lector curioso se preguntará: ¿pero es que el resto del tiempo no hace nada?

Y yo le contestaría: buena pregunta.

Claro que trabaja y además mucho y duro.  Y la respuesta es sencilla… pero  vamos a dejarla para más adelante, y mientras tanto probamos a ver si tú la descubres.

Continuara…

C.R.C. arteyvino.com

Teñido de cajas de madera

Teñido de cajas de madera
Ejemplos de cajas de madera teñidas

Teñido de cajas de madera: un nuevo producto totalmente exclusivo.

¿Por que es nuevo y exclusivo?

Prácticamente desde que el hombre empezó a trabajar la madera descubrió que podía teñirse con diferente productos o métodos. Utilizando diversas sustancias, plantas, minerales, aguas…, o procesos como el quemado, podía hacer que el color de madera cambiase. Además hoy existen tintes en el mercado del color que quieras, de muy buena calidad y totalmente ecológicos. Así mismo, el proceso de teñido puede realizarlo cualquier persona un poco hábil.. ósea que de nuevo nada y de exclusivo menos…

Aunque parezca sencillo el teñido de madera a la hora de su comercialización surgen tres grandes problemas que hemos conseguido resolver: el tiempo, el acabado y el precio.

El tiempo: todo que signifique teñir requiere bastante tiempo, ya que necesita primero teñir y luego secar. Hablamos de bastantes horas, esto supone un gran problema si pensamos en las entregas rápidas que realizamos hoy en día.

El acabado: para conseguir que el teñido quede perfecto es necesario, teñir varias veces (nosotros lo hacemos 4 veces como te explicamos más adelante) con lo que se multiplica el numero de operaciones hasta 8, y el tiempo también.

El precio: el gran problema. Ya que para realizar todo el proceso anterior requiere, sobre todo, mucho tiempo. Si hablásemos de hacer grandes tiradas el costo podía reducirse, pero ¿Cómo lo hacemos para realizar desde 1 sola unidad a un precio asequible como 6,90 €?

Hemos desarrollado un sistema nuevo y exclusivo que nos permite teñir tus cajas en tiempo récord y con acabados fantásticos. Las cajas teñidas se entregan en los plazos normales de tus pedidos.

Ahora, además de personalizar tus cajas con grabado laser o etiquetas puedes teñir tus cajas del color que quieras.

Sube de nivel tus regalos, pon tu carácter personal con color.

Encontrarás esta opción en los complementos de tus pedidos: en cajas de madera vacías y en tu pedido de botellas personalizadas.

Al tratarse de teñido, todas las vetas de la madera quedan presentes, creando una pequeña obra de arte.

Al contrario de lo que sucede cuando se pinta la madera, que esta pierde toda su personalidad, con el teñido, prevalece.

Los colores son suaves, respetuosos con el material, consiguiendo que el resultado final sea exquisito.

El sistema de teñido de cajas de madera que utilizamos es de multicapas.

Normalmente añadimos 4 capas de color muy diluido: aguadas coloreadas. Todas las aguadas son exactamente iguales, tienen la misma densidad y color. Antes de añadir una nueva capa hay que esperar que la anterior este seca. Con esto conseguimos que las fibras de la madera se impregnen totalmente del color. La saturación y color final se consigue con la acumulación de las 4 capas. El teñido se realiza tanto el el exterior como en el interior, creando una base de color en toda la caja o cofre.

Los colores para teñido de cajas de madera.

En principio se puede crear cualquier color que se desee, pero al tratarse de teñidos para pequeñas tiradas, desde una caja, hemos elegido los más representativos y que según nuestros test, satisfacen a la gran mayoría de nuestros clientes.

Si se deseas un color especifico para pedidos de 10 unidades o más, consúltanos.

A continuación te presentamos los colores que puedes pedir directamente cuando hagas tus pedidos.

Las fotos de los teñidos que puedes ver a continuación, sirven para que te hagas una idea de como será el resultado final, pero no reflejan exactamente lo que el producto real será cuando lo tengas en tus manos.

Gris clásico neutro

La base del color es principalmente el negro, aunque también lleva unas muy pequeñas cantidades de otros colores para conseguir el efecto gris. El tono gris definitivo se obtiene con las sucesivas agudas muy diluidas.

teñido de madera en gris
Gris neutro
Azul violáceo.

Mezclamos color azul ultramar con un poco de carmín, el resto lo hace el color de la madera, creando un maravilloso y especial cielo.

teñido de madera en azul
Azul
Verde esmeralda

Partimos del verde esmeralda con un poquito de otros colores para compensar el tono cálido de la madera, que también pone lo suyo, y creamos un mar relajante, con cielo un poco nublado de primavera.

teñido de madera en verde
Verde
Rojo crema

Rojo maravilloso. Muy actual y muy antiguo. El rojo de las fachadas de edificios del renacimiento. Lo hacemos, como no podía ser de otra manera, con rojo veneciano y un toque de crema hecho a partir de siena: tierra suavemente roja.

Rojo
Fucsia actual

Rosa rodamina con un pelín de azul cobalto. Color de pétalos de flor madurada de primavera. Alegría y generosidad de color: habla por si solo.

Fucsia

Cajas grabadas y teñidas

La combinación de grabado y teñido produce resultados increíbles que maravillan a todos nuestros clientes: una obra artística de gran impacto visual y sensorial.

Para realizarlo, primero se graba la madera, produciendo en ella los relieves que mediante incisiones de una pequeña profundidad forman los textos y los dibujos. Una vez hecho el grabado, se procede con el sistema de teñido que llena de color tanto la madera como lo grabado que aún se realza más, creando un conjunto increíble: te invitamos a que lo pruebes, creemos que te sorprenderá a ti y a quien se lo regales, por que harás un regalo maravilloso, digno, muy artístico y realmente único.

El solicitar cajas o cofres teñidos no supone ningún incremento en el plazo de entrega de tu pedido.

Encuentra tu vino rápidamente: Sumiller gráfico

Para saberlo todo con una mirada

Encuentra tu vino rápidamente. En Arteyvino.com hemos creado un nuevo, original e intuitivo sumiller gráfico que te ayudara a encontrar dentro de nuestros productos el vino o bebida que realmente se ajuste a lo que necesitas para hacer de tu regalo un éxito total.

Gracias a los miles de clientes que nos eligieron en los últimos 20 años para hacer sus bebidas personalizadas tenemos una idea bastante precisa de lo que desean , y en base a ello hemos desarrollado nuestro Sumiller Gráfico, que te permitirá de un solo vistazo saber cuál es el vino que te interesa para cada ocasión.

Utilizando unos sencillos y elocuentes gráficos, hemos clasificados nuestras bebidas. Con tan solo 6 iconos, y la combinación de los mismos, nos permiten abarcar prácticamente cualquier necesidad de nuestros clientes, ofreciéndoles una información muy precisa del producto con la que encontrarás tu vino rápidamente

carta sumiller gráfico: encuentra tu vino
Ejemplo de carta de Sumiller gráfico Ribera del Duero Crianza
Íntimos:
icono vinos íntimos encuentra tu vino rápido
Logo para vinos íntimos

disfrútalos en la intimidad, 2 o 3 personas y más son multitud.

Para todos:
icono vinos para todos encuentra tu vino rápidamente

nuca te equivocaras.  Vinos clásicos. Aptos para cualquier ocasión, que gustarán a todos. Ideales para compartir en cualquier tipo de evento y celebración.

Sibaritas:
icono vinos  para sibaritas halla tu vino

para los amantes de lo exquisito. Principalmente para  buenos conocedores que buscan la excelencia en el producto.

Innovador:
icono vinos innovadores acierta con tu vino

vinos creados con nuevos conceptos. Para los que se apuntan a las nuevas tendencias sabiendo que van a disfrutar de un buen producto.

Complejidad:
icono vinos complejidad

la cantidad de cualidades y sensaciones que nos produce su degustación. Este icono se muestra en tres presentaciones, 1, 2 y 3 camareros, definiéndonos  de menor a mayor la complejidad del vino o bebida.

Excelentes:
icono vinos excelentes

productos que destacan por su gran calidad.

Esperamos que esta nueva idea de arteyvino.com, junto con nuestros diseños y presentaciones profesionales, os ayude a disfrutar más de vuestros momentos importantes que en definitiva es de lo que se trata:  bébelo despacio, recordando lo bueno, reviviendo los instantes que como hoy, te hicieron feliz.

_______________________________________

Sobre los sumilleres. Encuentra tu vino rápidamente, de otra forma

Sumiller mostrando vino

La labor principal de un sumiller, hoy día, es aconsejarte cuales son las mejores opciones de su carta de vinos (o bebidas) para tomar con un determinado plato.

Evidentemente esto se circunscribe, normalmente, al ámbito de restaurantes, casas de comidas, posadas, tabernas y antros de diferente índole y reputación,  en los que se pretende ofrecer un servicio extra al cliente para que éste obtenga una mayor satisfacción en su local.

La terea de sumiller siempre ha sido una labor ingrata: ver como ante él pasan los diferentes caldos y entran en bocas que no son la suya. Ver como excelentes elixires, siempre criados con mimo, se engullen, y no se paladean (al menos las dos primeras copas).  O tener que oír:» este vino está caliente, ¿puede ponerlo un rato en el congelador?… y se están tomando un Gran Reserva Rioja 2001. Esto, y otras muchas cosas que os podía contar y que no haré para no alargarme, hacen del sumiller un ser especial: estoico, elegante y seguro.

Cómo podréis imaginar no todos los sumilleres son iguales, hay diferente tipos: intelectuales, exquisitos, graciosos, etc.  Pero, para mí, el más importante e interesante es  el Sumiller Borracho, y también está el Sumiller Gráfico: encuentra tu vino rápidamente.

_______________________________________

El Sumiller Borracho

Sumiller borracho

Rara raza prácticamente en extinción, aunque aún, si tienes suerte, puedes dar con alguno.

Para encontrarlo busca un establecimiento con clase, preferentemente en una zona turística y que no sea muy grande.  En el local no debe haber mucha gente,  no más de una o dos mesas con  comensales, pues las multitudes impiden que se muestre en toda su grandeza. Debes ir 30 o 20 minutos antes de que cierren la cocina y siempre de noche… e invoca a tu buena suerte, o en lo que creas.

Si tienes la fortuna  de dar con uno, nunca dudes de sus  sugerencias, siempre acertará de pleno, principalmente por dos razones: porque tiene muchas y recientes pruebas de lo que habla, y por que el vino y los niños siempre dicen la verdad.